Tras el fracaso del DNI electrónico, llega el DNI 3.0. El Gobierno espera que éste sí lo utilicen los ciudadanos

sep 24th, 2013 | By | Category: Ciberseguridad
Las actuales aplicaciones del DNI electrónico son escasas o conllevan la implicación de complejos dispositivos. Foto: Seguridad y Tribunales.

Las actuales aplicaciones del DNI electrónico son escasas o conllevan la colaboración de complejos dispositivos. Foto: Seguridad y Tribunales.

El Ministerio del Interior prevé implantar una nueva versión del DNI electrónico antes de 2016. Así lo refleja el Plan Estratégico elaborado por la Dirección General de la Policía para los próximos tres años.

Este plan argumenta que los “constantes avances” tecnológicos “aconsejan que los documentos que el Estado emite para acreditar la identidad y la nacionalidad deban ser actualizados“.

La Dirección General también admite que el actual DNI electrónico no ha llegado a los ciudadanos. “La mayoría dispone” de este documento de identidad, “sin embargo, el uso que se hace del mismo es considerablemente inferior al esperado en una sociedad notablemente informatizada como la española”. Según el plan estratégico, los españoles deben “estar en disposición de hacer un uso más generalizado de la firma electrónica”.

Con el fin de “garantizar la confidencialidad, la integridad y la disponibilidad de la información en el marco de la protección de datos”, anuncia el escrito de previsiones, la Policía implantará el “nuevo eDNI 3.0″, que “contará con medidas de seguridad contra el ciberdelito”.

Interior pretende asimismo que el nuevo documento de identidad sea más práctico para los ciudadanos, que lo puedan usar con más facilidad que el actual. “No tiene sentido implementar un instrumento de elevada seguridad como es el eDNI 3.0 si no es utilizado por los ciudadanos debido a la complejidad en su instalación o manejo”, reza el plan estratégico.

Persigue de este modo el Ministerio del Interior corregir los defectos del actual sistema, al que los ciudadanos apenas sacan partido más allá de los tradicionales usos del carné de identidad clásico.

“La nueva tarjeta debe ser empleada por todos los ciudadanos con independencia de las carencias técnicas o formativas” que tenga cada persona, expresa el programa. El objetivo, continúa, es que todo el mundo la use tanto en el comercio como en la administración electrónicos.

En paralelo al desarrollo tecnológico del eDNI 3.0, la Dirección General admite que se torna necesaria una “modificación de la legislación” que regula el documento nacional de identidad.

Asimismo, Interior reconoce que es inevitable “igualmente sustituir el actual documento con el que se dota a los ciudadanos comunitarios, de escasas medidas de seguridad, por uno tamaño tarjeta, más seguro y manejable“.

La Dirección General justifica que la inversión que se lleve a cabo tendrá sentido dado que este DNI 3.0 servirá para hacer una administración más “eficaz” que permita una “reducción de costes en materiales y suministros”.

Desde que se puso en marcha el actual documento de identidad electrónico en febrero de 2006 hasta el momento, el Cuerpo Nacional de Policía ha expedido 36 millones de carnés.

Según la Dirección General, en estos años y a pesar de su escasas aplicaciones prácticas, se han interesado por este modelo y por sus posibilidades futuras “gobiernos y expertos internacionales de numerosos países del mundo“.

 

 

Otras noticias:

Quién en quién en el caso Faisán

La falta de descanso de los policías provoca 20.000 jornadas de bajas por accidentes ‘in itinere’

La Policía frustrada. Identifica a más de mil ‘menores ladrones’ en el centro de Madrid en lo que va de año y no puede hacer nada. 

Tags:

Comments are closed.