La Generalitat de Cataluña rechaza a Securitas por no estar al día con la Seguridad Social

La crisis tampoco perdona a las empresas de seguridad, que -cual constructoras- dependen en gran parte de las concesiones otorgadas por la Administración.

La Generalitat de Cataluña rechazó este pasado mes de agosto otorgar servicios de vigilancia y seguridad a la compañía de sistemas de seguridad Securitas por no estar al corriente con la Seguridad Social o no estar al día en el pago de sus tributos.

Según el certificado firmado por el director general de Suministros, Manuel Díaz de Espiñeira, Securitas y otras cinco compañías no cumplen los requisitos financieros legalmente establecidos.

“En el tràmit de fiscalització prèvia a l’adjudicació realitzat el 27 de juliol per part de la Intervenció del Departament d’Economia i Coneixement, s’ha constatat que les empreses que es relacionen a continuació, tot i que han aportat a l’expedient certificats positius vigents, a data de la fiscalització, és a dir, el 27 de juliol, no es trobaven al corrent de les obligacions tributàries i/o amb la Seguretat Social”, reza la resolución de la Generalitat antes de detallar a las seis perjudicadas.

El presupuesto con el que cuenta la licitación de estos servicios de vigilancia supera los 33,5 millones de euros.